ser venezolano es

Maria Eugenia Pardo es una venezolana que vive en Miami; llegué a su blog “Se habla venezolano” escaneando la red en busca de datos para el Blog de Los Melódicos, y me encontré su declaración de principios, que copio más adelante. Quizá faltan cosas y desde mi vivencia sobran otras, no es relevante porque cada uno ve con sus ojos. Pero lo que escribió me tiene lloriqueando desde hace un buen rato, “jipiando” y todo. Lo copio aunque sé que mis amigos mallorquines no van a entender “ni papa”. Y más tarde, cuando tenga un tiempito, prometo hacer una reedición con notas a pie de página, e ir explicando cada frase. Será un trabajo largo y muy sentimental, pero lo haré. Para Zoltan, Catalina, Abril y Luci; y para los que comparten mi vida del otro lado del charco.

Ser venezolano es

Ser bochinchero y buena gente, es ser el Chamo Chévere de la zona y la Cuaima que está bien buena. Es comerse una arepita con queso amarillo + una malta polar al salir de una super boda elegante, aún en tacón y smoking, es reir aunque el mundo se esté cayendo. Es ser buena nota con todo el mundo. Saludar con un Épale! Qué Más! ¿Cómo está la v…?, acompañado de un “uon”cantaíto . Es tomar whiskey con Agua de Coco y revolverlo con el índice mientras el medio y el pulgar sujetan el vaso. Saberse el comercial de “Desinfecta más, limpia más y no daña…” de memoria. Rumbear el jueves, porque es “viernes chiquito”. Ver el Miss Venezuela aunque sea diferido. Jugar béisbol pa’ llegar bien lejos como Galarraga. Haber bailado en un acto cultural del Colegio con alpargaticas y bigotes pintados con lapiz de cejas. Seguir los consejos de Eudomar Santos: “Como vaya viniendo, vamos viendo”. Es tequeños con salsa de tomate, aunque al Señor Scanonne le de un patatús. Afirmar hasta la muerte que “La mejor hallaca la hace mi Mamá”. Mencionar todo por sus iniciales y a los más panas, por los dos nombres. Es comerse las “S” y las “R” al final de las “palabraj”. Haber recibido (o realizado) un regalo para el Día de las Madres con paleticas de Helado o Guaralito. Celebrar el Día de la Secretaria con un “Coctel de Camarones” y como “pus café” un “teterito” (ponche crema+granadina con borde acaramelado y la impelable guinda). Es irse corriendo a la casa de la Mamá cuando faltan cinco pa’ las doce. Bailar música de la Billo´s antes de la “Hora Loca” en todo matrimonio que se respete. Comprar por partes y pagar en la quincena. Irse pa’ Barranquilla con el Caimán que se va. Rezarle a la Virgen de Coromoto para que nunca quedes como Presidente de la Junta de Condominio. Ver una película y preguntarle al de al lado: ¿A quién se parece el protagonista? ¿Ah? ¿A quién se parece?. Es tomar encapillao. Es poner la música a todo volúmen en el carro. Es pedir un marrón claro tibio sin espuma pero con un pelín de azúcar, para ayer. Es dar excusas sin que nadie te las pida. Es agarrar el puente completo y hacer promesas al Nazareno todos los años. Es tener el ring tone más sonoro y multifónico. Es ser el sabrosón del gimnasio aunque no levantemos ni una pesa. Es darle porque no viene carro, pedir un perro “con todo” y amanecer el 31. Ser Venezolano es no olvidarse de lo que somos. Es lavar los pañales y hacer de comer. Es Bochinchar. Es Enguayabarse. Es la parrillita del domingo con las frías y el dominó. Es Conticinio con Reagetton. Es Guasacaca con Roncito y Cascos de Guayaba, aunque borracho no coma dulce. Es ser buen amigo y parrandero. Es verlas a las dos pasadas. Es la Feria del CCT. Es dar una sala después del “Ay que noche tan preciosa”. Es Chusmita con Tïo Simón. Es el solcito de Playa El Agua con Nieve del Pico Espejo. Es guarapo ‘e papelón… Ser Venezolano es ir Palante, porque” Palante es Pa´llá”…. Es ser barrigones porque no nos fajaron chiquitos. Es madrugar pa’ recoger agua clara. Es no verle el colmillo al caballo regalado. Es a Dios Rogando y Con el Mazo dando. Es ponerle buena cara al mal tiempo y darle prisa al mal paso. Es cortarse la puntita del pelo el día de San Juan y celebrar el Día de Los Inocentes por prensa y todo. Todo esto y mucho más, somos. Más allá de latitudes y longitudes. Es una herencia que llevamos por dentro. Estemos donde estemos. Estemos como estemos. Ser Venezolano es Sentir Venezolano. Es hablar Venezolano. Es ser hermano de los pumas, del Arauca Vibrador, de las garzas, de las rosas… y del sol. Ser Venezolano es rendir culto al Ave Fénix… y renacer de las cenizas, con una sonrisa en la boca. Porque por encima de cualquier cosa, seguimos siendo Venezolanos y donde quiera que estemos, hablaremos venezolano parejo”.

Gracias Maria Eugenia y… “puede pasar con confianza, va a verme limpiecita como un sol, “soy yo” me asean con el limpiador de pocetas MAS que desmancha MAS desinfecta MAS, y no mancha…”.

Un pensamiento sobre “ser venezolano es”

  1. la tecnologia es muy importante xq a traves de ella abquirimos muchos conocimientos de tal manera podemos decir que sin la tecnologia el mundo se acabaria..jejejeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>